¡La Huerta de València ya tiene Ley para su protección!

Hoy ha salido publicada en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana la Ley 5/2018, de 6 de marzo, de la Generalitat, de la Huerta de València .  ¡Es una gran noticia para la huerta y para todas las personas y colectivos que llevan muchos años luchando para proteger este fantástico patrimonio natural, cultural, social y ambiental!

En palabras de la propia Ley,

«la Huerta de València constituye uno de los paisajes agrarios más relevantes y singulares del mundo mediterráneo. Es un espacio de acreditados valores productivos, ambientales, culturales, históricos y paisajísticos,merecedor de un régimen de protección y dinamización que garantice su recuperación y pervivencia para las generaciones futuras. (…) Además, este espacio genera una producción agrícola de proximidad que permite disponer a la población del área metropolitana València de productos hortofrutícolas de alta calidad con costes reducidos de transporte y menores emisiones de gases de efecto invernadero. Esta producción se ve favorecida por un suelo de alta capacidad agrológica, según la cartografía científica vigente, el cual es un recurso natural escaso en la Comunitat Valenciana, donde solamente algo más del tres por ciento de su superficie ostenta este potencial edafológico, crucial en las estrategias alimentarias de largo plazo, y soporte del sector agroalimentario, en el que la Comunitat Valenciana cuenta con grandes ventajas competitivas y un extraordinario potencial de desarrollo.

Este paisaje productivo y cultural de incalculable valor está seriamente amenazado de desaparición por la presión de la actividad urbanística, las infraestructuras de movilidad y la crisis y abandono de la actividad agraria. En los últimos años, la superficie de la Huerta de València se ha visto reducida sensiblemente, lo que ha supuesto también pérdidas de sus elementos patrimoniales.»

La ley se desarrolla en cuarenta y siete artículos encuadrados en ocho capítulos, tres disposiciones adicionales, tres transitorias y dos
finales:

Las disposiciones generales del primer capítulo enfatizan no solamente los objetivos de la ley, sino su relevancia social y la actuación de los poderes públicos para refrendar esta consideración.

El segundo capítulo se centra en la definición de los elementos que forman parte de la Huerta de València, donde no cabe ninguna duda de que, al margen de los elementos estructurales, morfológicos o de patrimonio de la huerta, son las personas que se dedican a la agricultura el elemento central de este sistema territorial y responsables de su pervivencia. Por ello, no es posible la viabilidad de la huerta sin unas condiciones de vida dignas para los agricultores y agricultoras. La pervivencia de la Huerta de València es condición necesaria para la protección del patrimonio inmaterial reconocido al Tribunal de las Aguas de la Vega de València, que se encuentra indisolublemente vinculado a la propia existencia de este espacio en óptimas condiciones productivas y ambientales.

El capítulo tercero de la ley contempla la formulación y aprobación por el Consell de un plan de acción territorial de los definidos en el artículo 16 de la Ley 5/2014. Se trata de un instrumento de ordenación supramunicipal al que se deben adaptar los planes urbanísticos de los municipios que integran el ámbito de la huerta. Este plan propondrá un régimen jurídico para los suelos de la huerta, como suelos protegidos, y de compatibilidad de los distintos usos y actividades que puedan implantarse para mantener la huerta como espacio productivo, preservando sus incuestionables valores, bienes y servicios para el conjunto de la sociedad. En este sentido, se establecen en la ley principios básicos como la protección del suelo agrario de alta capacidad, el mantenimiento del sistema de riego tradicional por gravedad como elemento sustancial de la huerta o la incorporación de este espacio y de sus conexiones territoriales externas a la infraestructura verde del área metropolitana de València.

El capítulo cuarto de la ley pone sobre la mesa uno de los temas críticos de la huerta como es el estado de abandono o infrautilización de muchas parcelas agrícolas que pudieran ser cultivadas por una tercera persona o empresa que se dedique a la actividad agrícola a pleno rendimiento. En este sentido, la dimensión económica de la huerta obliga a regular la función social de la propiedad que configura el contenido esencial del derecho mediante la posibilidad de imponer deberes positivos a su titular que aseguren su uso efectivo para fines de desarrollo económico, entendiendo que la fijación de dicho contenido esencial no puede hacerse desde la exclusiva consideración subjetiva del derecho o de los intereses individuales.

El capítulo cinco se refiere a la zonificación y clasificación del suelo de la huerta, aportándose como gran novedad la consideración de dos nuevos instrumentos urbanísticos de recuperación de la huerta: el enclave y el sector de recuperación de la Huerta de València. Ambos se desarrollarán sobre suelos degradados de la huerta, que serán determinados en un catálogo de espacios a recuperar contenidos en el plan de acción territorial. En ambos instrumentos se pretende rehabilitar construcciones en mal estado de conservación o permitir un índice de edificabilidad reducido materializado, como máximo, en un tercio del ámbito de dichos instrumentos, teniendo que dedicarse el resto a regenerar y cultivar huerta en perfectas condiciones agrícolas y ambientales.

El capítulo sexto propone la creación del Consejo de la Huerta de València, el cual adoptará la forma de consorcio, con la participación de las distintas administraciones públicas involucradas en la dinamización de la huerta, así como de los actores sociales, económicos y ambientales que tienen la necesaria legitimación para formar parte de este ente, el cual estará adscrito a la conselleria con competencias en materia de agricultura y desarrollo rural. Sus funciones serán muy amplias, comprendiendo, entre otras, la gestión de los fondos que asignen las distintas administraciones o se obtengan por los instrumentos financieros que, en su caso, se creen para garantizar la pervivencia de la huerta y sus valores.

El capítulo séptimo de la ley está dedicado a la definición de un plan de desarrollo agrario, con sus correspondientes programas y proyectos, que será elaborado por el Consejo de la Huerta de València y la conselleria con competencias en agricultura y desarrollo rural. Este plan tendrá como principales líneas estratégicas la mejora de las estructuras agrarias y la profesionalización de las explotaciones, el relevo generacional de los profesionales agrarios, la incentivación de las producciones de calidad o la mejora de los canales de comercialización, con especial atención a los canales cortos y la venta directa. También se fomentará la diversificación de las rentas agrarias, mediante la introducción limitada de actividades terciarias complementarias y compatibles con la actividad agraria y la recuperación y puesta en cultivo de tierras abandonadas o infrautilizadas.

El último capítulo de la ley regula un inventario de explotaciones profesionales situadas en el ámbito de la Huerta de València, las cuales deberán estar inscritas en el Registro General de la Producción Agrícola y disponer de una superficie mínima, en términos de unidades técnicas de trabajo, como requisito imprescindible para beneficiarse de las acciones o instrumentos que desarrolle el Consejo de la Huerta de València. Además, se regulan las bonificaciones en las transmisiones de fincas agrícolas a profesionales y empresas agrarias.

En definitiva, es una ley necesaria para preservar la Huerta de València, un espacio competitivo y estratégico en cuanto a la producción de alimentos, preservador de sus valores culturales y ambientales e integrador en su dimensión social.

Podéis acceder al texto completo de la Ley en este enlace.

Madrid Agrocomposta: economía circular de la materia orgánica

El proyecto Madrid Agrocomposta es una apuesta de máxima calidad en los procesos de recogida, transporte y tratamiento mediante agrocompostaje de la fracción orgánica que está realizando el Ayuntamiento de Madrid. Se trata de un proyecto a propuesta de la plataforma ciudadana Madrid Agroecológico que busca garantizar que la materia orgánica residual sirva para abonar fincas de agricultura ecológica de proximidad, y contribuya a alimentar a la tierra que nos alimenta.

Este proyecto municipal, que cumple ahora dos años, tiene como objetivo explorar modelos avanzados de tratamiento mediante agrocompostaje y recirculación de la materia orgánica de proximidad, conforme a los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento en 2015 en el Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán. Esto exige unos elevados estándares de calidad de recogida, con impropios (elementos que hay que retirar antes del compostaje como etiquetas de las peladuras de fruta o plásticos) inferiores al 1%, para que los residuos puedan ser recuperados como abono natural de alta calidad en fincas de cultivo ecológico y agroecológico y constituye un ejemplo de economía circular referente en Europa que está siendo seguido con interés por otros municipios y ciudades del continente.

Esta tercera fase del proyecto durará dos años, con un presupuesto de 243.059,96 euros, y lo ejecuta la UTE formada por la asociación de inserción sociolaboral El Olivar, la cooperativa de consultoría social Dinamia y la asociación de  innovación social y ambiental Economías BioRegionales.

Innovación social y ambiental más allá del contenedor marrón

En Madrid Agrocomposta el objetivo es la calidad más que la cantidad. Los resultados de la implementación desde octubre de 2017 arrojan un total de 100 toneladas, pero con pureza superior al 99,8% (menos del 0,1 de impropios). Esta altísima calidad de recogida selectiva, se realiza en 20 nodos comunitarios y sus respectivas comunidades y colectividades con alto compromiso ambiental como colegios, mercados, empresas, comercios, un piso de acogida, huertos urbanos y una área de compostaje comunitario.

La calidad en el proceso de separación de la materia orgánica y su tratamiento profesional mediante agrocompostaje es lo que permite que el compost resultante se aplique como abono orgánico homologable (certificado agricultura ecológica) en huertas del parque agroecológico del Soto del Grillo en Rivas Vaciamadrid y en Paracuellos del Jarama.

Esta apuesta por el agrocompostaje profesional acaba también de abrir una línea de trabajo iniciada en el marco de la primera convocatoria del establecimiento de Grupos Operativos Potenciales (GOPs) como parte del Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad de Madrid 2014-2020, coordinado por el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) adscrito a la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, cuyo objetivo la búsqueda de alternativas de renta y de actividad para los agricultores de comunidad de Madrid, y de mejora de los indicadores ambientales y de emisión de gases de efecto invernadero.

El proyecto Madrid Agrocomposta es la vía A, de máxima calidad, para la materia orgánica en Madrid, que se convierte en abono para alimentar la horticultura ecológica de proximidad, mejorando la viabilidad de pequeñas huertas y el suministro de alimentos frescos y de temporada a la ciudad de Madrid.  

En este video podéis ver con más detalle cómo transcurrió la primera fase del proyecto.

 

Valladolid avanza con fuerza en el camino hacia su Estrategia Alimentaria

Ya está listo el borrador de la Estrategia Alimentaria de Valladolid, el fruto del esfuerzo colectivo que llevan ya tiempo realizando para poder mejorar las políticas alimentarias de la ciudad. El documento puede consultarse o descargarse en este enlace.

Hoy se abre también un periodo de consulta pública del borrador de la Estrategia, un proceso que en su versión on line se extiende hasta el próximo 18 de abril y que culminará el sábado 28 de abril por la mañana con una presentación pública y abierta del documento, en el que se celebrarán mesas temáticas para revisar y debatir las medidas que éste recoge.

Para realizar propuestas al documento, han habilitado este formulario on line, diseñado para facilitar las aportaciones de todas las personas y entidades que deseen hacerlo. El proceso participativo de redacción de la Estrategia está, en este punto, muy avanzado; y desde mayo de 2017 ha habido numerosas oportunidades de participar en su construcción.

Así, la Estrategia es fruto del esfuerzo combinado y la cooperación entre el gobierno local y la sociedad civil vallisoletana, y constituye un ejemplo de coproducción de políticas públicas para el bien común. Debe ser considerado como un punto de partida en el proceso de construcción de políticas alimentarias urbanas en Valladolid, ya que es el primer Plan Estratégico planteado a tal efecto en la ciudad.

En cuanto a contenido, el primer capítulo introduce a la justificación del documento y a la descripción del proceso seguido para desarrollarlo. En el segundo capítulo se exponen las principales conclusiones de los tres estudios diagnósticos que, desde perspectivas diferentes y complementarias, se han realizado de cara a servir de base para el planteamiento de la presente Estrategia. El tercer capítulo describe el marco normativo e institucional en el que se inscribe la Estrategia, sí como los objetivos generales de los que ésta se dota y los principios básicos en que se apoya. El cuarto capítulo describe los 6 ámbitos de acción que componen la Estrategia, desglosando medidas y acciones propuestas y priorizadas en cada uno de ellos. Una vez definidos los ámbitos, medidas y acciones, el quinto capítulo plantea el marco de implementación de la Estrategia, definiendo los órganos de gobernanza y pasa a describir las condiciones operativas para que esta Estrategia se convierta en una herramienta efectiva de políticas alimentarias para la ciudad de Valladolid.

En todo caso, la Estrategia deberá ser complementada con la aprobación formal de la misma en meses sucesivos y con el Plan de Acción derivado, así como de un programa de acciones en el corto plazo que permita ir avanzando y dotando de resultados a lo que en ella se expone.

 

Alcaldes y concejales presentan la Red Estatal de Ciudades por la Agroecología en la cumbre mundial de las políticas alimentarias urbanas de València

En el marco del III Cumbre Mundial de Ciudades Firmantes del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas, que ha tenido lugar en la ciudad de València entre el 19 y 21 de Octubre, altos representantes de 10 ciudades del estado español han presentado la Red Española de Ciudades por la Agroecología, a la que ya se han adherido 18 ciudades que representan a más de 9 millones de habitantes. Los objetivos de esta red impulsan y dotan de profundidad a los principales compromisos adquiridos a través del Pacto de Milán en cuanto al enfoque agroecológico de los sistemas alimentarios de las ciudades.

El viernes 20 de octubre, representantes de las ciudades de Barcelona, Madrid, Zaragoza, Valencia, Pamplona, Oviedo, Córdoba, El Prat de Llobregat, Granollers y Carcaboso han presentado la Red de Ciudades por la Agroecología en el Palacio de Congresos de València, que acogió durante los días 19, 20 y 21 de este mes la III Cumbre Mundial de Alcaldes de Ciudades Firmantes del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas.

La Red se formalizará a finales de 2017, con la aprobación final de los estatutos por parte de las ciudades adheridas hasta el momento. Sin embargo, las 18 ciudades implicadas llevan casi un año de trabajando en dar contenido a los fines,  campos y metodología propuestos por el propio Pacto de Milán, así como ir desarrollando ya acciones de intercambio de experiencias y desarrollo de políticas alimentarias urbanas para la sostenibilidad.

La Red reúne a aquellas ciudades del estado que están desarrollando políticas alimentarias con enfoque agroecológico, y busca el fortalecimiento de sus políticas en este sentido. Siendo este un campo todavía novedoso en el ámbito urbano, hay un consenso generalizado en las urbes pioneras en cuanto a la necesidad de intercambiar información, identificar retos comunes e intentar buscar soluciones para la promoción e innovación en los sistemas alimentarios locales sostenibles. El eje transversal de la Red es el de la agroecología.

El pasado 19 de Septiembre delegaciones mixtas de técnicos de la administración y sociedad civil de 18 ciudades se reunieron en València en el marco de las jornadas Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles sobre Políticas Alimentarias Urbanas, para dar apoyo a la Red y contribuir al debate sobre contenidos, regulación y estructuración futura.

Por otro lado la Red ha desarrollado tres grupos de trabajo basados en el intercambio de experiencias entre técnicos de las administraciones locales, con los siguientes temas: Participación Social y Gobernanza alimentaria; Asesoramiento agronómico y Logística y Distribución. Cada uno de estos Grupos de Trabajo ha celebrado ya 3 encuentros on-line y dos presenciales.

La creación y constitución de la Red, así como el diseño de sus contenidos y dinamización han sido promovidos por el Ayuntamiento de Zaragoza, con el apoyo del Ayuntamiento de València. A su vez, su puesta en marcha inicial ha sido cofinanciada por la  la Fundación Daniel y Nina Carasso, y su secretaría técnica recae en la Fundación Entretantos.

 

De izquierda a derecha: Nacho Murgui, Concejal de Medio Ambiente de Madrid / Albert Camps, Concejal de Medio Ambiente de Granollers / Lorena Rodríguez Lucero, Alcaldesa de Carcaboso / Patricia Perales, Concejala Delegada del área de Economía Local Sostenible de Pamplona-Iruña / Consol Castillo, Concejala de Agricultura de Valencia / Joan Ribó, Alcalde de Valencia / Isabel Ambrosio, Alcaldesa de Córdoba / Pedro Santistebe, Alcalde de Zaragoza / Ana Reboiro, Concejala de Innovación de Rivas Vaciamadrid / Ana Taboada, Vicealcaldesa de Oviedo / Óscar Valero, Segundo Teniente Alcalde de Fuenlabrada / Álvaro Porro, Comissionat d’Economia Social, Desenvolupament Local i Consum del Ayuntamiento de Barcelona

 

Y como una muestra más del esfuerzo que las ciudades de la Red están haciendo por comunicar a sus ciudadanxs el trabajo que se está haciendo en materia de políticas alimentarias, os dejamos con este video que prepararon desde la ciudad de Madrid para el Encuentro:

 

 

La Red de Ciudades por la Agroecología estuvo en el III Encuentro estatal Intervegas

El 5 y 6 de octubre la Red de Ciudades por la Agroecología ocupó un lugar relevante en el III Encuentro estatal Intervegas, celebrado en Fuenlabrada (Madrid). Esta articulación de administraciones locales y organizaciones sociales lleva desde 2015 tratando de impulsar la protección de las zonas agrarias, especialmente las periurbanas, pero no solo. La Red de Ciudades por la Agroecología necesariamente debía estar presente, siendo algunos de sus principales objetivos la protección del suelo agrario y el impulso de su cultivo bajo un manejo agroecológico. No en vano, en este III encuentro se contó con presencia de al menos 8 ciudades implicadas en la Red -la misma Fuenlabrada, anfitriona del encuentro, es miembro-, y fuimos invitadas a presentar la Red en la mesa general de estrategias, y a facilitar la mesa de trabajo 5 (Redes y Alianzas). Julia Mérida (Ayuntamiento de Zaragoza) participó en la mesa de estrategias, y Daniel López (Secretaría Técnica) facilitó la mesa 5.

La red de Intervegas crece y sobre todo se fortalece. En este III encuentro se inscribieron casi 200 personas, originarias de las 17 Comunidades Autónomas y representando a más de 75 organizaciones de muy distinto tipo. A su vez pudimos contar con la presencia de destacadas personas activistas o académicas relacionadas con el tema, así como un número creciente de administración local, especialmente Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales, pero no solo. La actividad de la Red también crece y se afianza, y en el encuentro se presentaron distintas actividades que se están desarrollando, desde el refuerzo de las herramientas y actividades de comunicación hasta la creación de una red de contactos territoriales con representantes en todas las CCAA.

El objetivo general de Intervegas, a su vez, cada vez se va concretando más en una visión estratégica clara y concreta. Especialmente, las mesas de trabajo del sábado 6 se centraron en la difinición de la “Estrategia” de Intervegas: redactar las bases para una Ley estatal de protección del suelo agrario; y definir el marco organizativo y de acción para conseguir la aprobación de dicha Ley. En este sentido, las distintas mesas trabajaron sobre los contenidos de la estrategia y de la propia Ley, sobre la estructura organizativa a establecer para mantener la actividad de la Red entre encuentro y encuentro, o la definición de acciones conjuntas a desarrollar en el marco estatal dentro de esta estrategia Intervegas. Así pues, de este fructífero encuentro sale una agenda de trabajo concreta y de gran relevancia, que sin duda debe servir de gran apoyo para los proyectos que desarrollan las “ciudades por la agroecología”.

Esperaremos a las actas del Encuentro para ver como nuestra Red puede reforzar la cooperación y el trabajo en común con Intervegas, cuyo pacto ya han firmado algunas de las ciudades de nuestra Red. Y especialmente, estaremos al tanto para asistir al próximo encuentro de la Red, que en 2018 se celebrará en Murcia.

Del encuentro también salieron algunos contactos de interés, especialmente de ciudades como la propia Murcia o Móstoles que se interesaron por integrarse en la Red de Ciudades por la Agroecología. También pudimos encontrarnos y charlar con otras organizaciones sociales y agrarias, como el Sindicato Labrego Galego, que se comprometió a trabajar para que las ciudades gallegas más comprometidas con la sostenibilidad agroalimentaria se acerquen a nuestra Red.

Una primera síntesis de las Jornadas de València: un gran esfuerzo colectivo para mejorar nuestros sistemas alimentarios

18 ciudades acuerdan en València la creación de una red de ciudades por la sostenibilidad de los sistemas alimentarios

El 14 y y 15 de septiembre se celebró en València una importante asamblea en el proceso de creación de la Red de Ciudades por la Agroecología, promovida por el Ayuntamiento de Zaragoza y apoyada por la Fundación Entretantos, el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación Daniel y Nina Carasso. La Red cuenta ya con 9 capitales autonómicas y 11 provinciales y otros 6 municipios como miembros impulsores, con el objetivo de intercambiar recursos y experiencias, así como dotar de visibilidad a las políticas alimentarias urbanas  y sostenibles.

A la reunión asistieron delegaciones de 18 ciudades, formadas por representantes y personal muncipales, organizaciones sociales, universidades y sector productor ecológico. Las delegaciones asistentes han sido Barcelona, Carcaboso, Córdoba, El Prat de Llobregat, Granollers, Fuenlabrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Manresa, Palma de Mallorca, Pamplona-Iruña, Valencia, Valladolid y Zaragoza, entre las ciudades que ya se han adherido a la Red; así como Madrid, Oviedo, Rivas-Vaciamadrid y Navàs, que prevén adherirse en las próximas semanas. En la asamblea se aprobó un borrador de los estatutos de la futura asociación y se avanzó en un plan de trabajo para los próximos años. También se han dado pasos importantes para la formalización de la Red antes de fin de año. A su vez, al evento han asistido representantes de la FAO y de otros organismos internacionales como la Red Holandesa de Ciudades “Dutch City Food Deal”.

La reunión de la Red se ha realizado en el marco de las jornadas “Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles”, que se celebraron del 15 al 16 de septiembre en València, dentro del programa de eventos de la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible, previos al III Encuentro Mundial de Alcaldes de ciudades firmantes del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas.

Tras un intenso trabajo a lo largo de 2017, la Red llega a este momento de formalización con un importante peso específico, al incorporar a la mayoría de ciudades españolas firmantes del Pacto de Milán, y un largo camino recorrido. Entre sus actividades principales destaca la puesta en marcha de tres Grupos de Trabajo (1- Gobernanza y participación alimentaria; 2- Acompañamiento al emprendimiento agroecológico y acceso a la tierra; y 3- apoyo a los mercados y redes de distribución locales) en los que ya participan 12 ciudades. Además se han celebrado varias reuniones de trabajo y se ha organizado, junto con el Ayto. de València, el evento que ha servido de marco a la reunión. En la misma línea, se ha establecido una importante red de contactos internacionales, incluyendo los de la red Agroecocities, otras redes nacionales (como la británica Sustainable Food Cities o la alemana BioStädte), u organismos internacionales como ICLEI y Eurocities.

Para Teresa Artigas, Concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, la formalización de la Red “es un momento de celebración en el que la alimentación se sitúa de pleno derecho en la agenda política de las ciudades. La propuesta agroecológica aúna la creación de empleo, la sostenibilidad social y ecológica y el equilibrio territorial; frente a un sistema alimentario globalizado que genera cambio climático, degradación de aguas y suelos, hambre y 1500 millones de personas obesas, alimentos nocivos, y migraciones masivas. La participación de la sociedad civil en las políticas alimentarias urbanas, y en la propia conformación de esta Red, es un seguro de que estamos haciendo de la alimentación, de nuevo, un bien común a toda la sociedad.”

La sociedad civil y el sector agrario, protagonistas de las políticas alimentarias urbanas para la sostenibilidad

Representantes de más de 25 gobiernos locales y 70 organizaciones sociales de ámbito local, estatal y europeo, se reunieron en València en las jornadas Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles” celebradas entre el 14 y el 16 de septiembre. Tres días que han servido para debatir sobre la gobernanza de los sistemas alimentarios locales y buscar herramientas para mejorar la alimentación y su sostenibilidad. En el marco de este encuentro, además, se ha elaborado un mensaje desde la sociedad civil europea a la III Cumbre Mundial de Alcaldes de Ciudades Firmantes del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas, que se celebrará los próximos 19 al 21 de octubre en la misma ciudad de València.

Al final han sido más de 200 personas las que se han reunido en estos días en el Palacio de la Exposición de València para analizar los retos de las políticas públicas locales, y especialmente en cuanto a la participación de la sociedad civil en la promoción de sistemas alimentarios locales y sostenibles. Las jornadas estaban convocadas por los Ayuntamientos de València y Zaragoza y la Red de Ciudades por la Agroecología, así como un gran número de organizaciones sociales de ámbito estatal y local.

Durante tres días se han sucedido momentos de gran intensidad. El jueves 14 se celebró una multitudinaria asamblea de la Red de Ciudades por la Agroecología, que ha acogido delegaciones de 17 ciudades que representan a cerca de 9 millones de habitantes. A lo largo del viernes 15 se ha trabajado intensamente en la definición de herramientas para la buena gobernanza de sistemas alimentarios locales y sostenibles, desde una perspectiva de cooperación entre  ayuntamientos y sociedad civil. Por último, el sábado 16 se han recogido los discursos de organizaciones sociales y agrarias de ámbito europeo comprometidas con la Soberanía Alimentaria y la Agroecología para elaborar, de forma colaborativa, el mensaje que la sociedad y las ciudades han querido enviar a los alcaldes firmantes del Pacto de Milán, que se reunirán en octubre en Valencia.

En el actual marco de políticas de austeridad y de hegemonía de los mercados financieros globales respecto a las necesidades de las poblaciones locales, los debates han resaltado la importancia de la participación de la sociedad civil en la co-producción de políticas públicas para la sostenibilidad. Esta articulación sociedad-administración presenta importantes retos a superar, como la inestabilidad y fragilidad de los procesos de innovación social en el ámbito de la ciudad, la perdida de independencia de las organizaciones sociales o la reducida coordinación intersectorial y multinivel dentro de la propia administración. Se ha resaltado la importancia del protagonismo del sector agrario en las políticas alimentarias urbanas, y la necesidad de articular las políticas alimentarias urbanas en escalas territoriales superiores, en línea con los denominados “Sistemas Alimentarios de Ciudad-Región”.

Para Joan Ribó, alcalde de València, las jornadas suponen que «la sociedad civil se ha convertido en un elemento fundamental para el desarrollo de los territorios y el bien común. Asegurar sistemas alimentarios sostenibles es un obligación ética que no podemos ignorar». Para Arturo Angulo, representante de FAO, «la agroecología es una respuesta integral de sostenibilidad ambiental, social y económica para los sistemas alimentarios. La creciente apuesta de las ciudades españolas por la agroecología y la participación social puede convertirse en un referente internacional».

Pronto iremos colgando más información sobre las Jornadas, la red y los procesos de intercambio, reflexión y debate que se están llevando a cabo en torno a los sistemas alimentarios…

Lluvia de adhesiones a la “Red de Ciudades por la Agroecología”

Las ciudades agroecológicas dan el primer paso para coordinar políticas municipales sobre alimentación sostenible. Ocho ciudades de todo el estado han cumplido ya con el paso de adherirse formalmente a la Red de Ciudades por la Agroecología, una plataforma en la que participan los ayuntamientos y también colaboran asociaciones y organizaciones sociales que apoyan las estrategias municipales de alimentación sostenible. Las pioneras en la constitución de esta red son, junto al Ayuntamiento de Zaragoza y al de Valencia, ciudades como El Prat de Llobregat, Palma de Mallorca o Fuenlabrada , a las que se sumarán en las próximas semanas nuevas ciudades como Madrid, Lleida, Manresa, Córdoba y otras.

Hace mucho tiempo que las ciudades dejaron de ser comparsas en el desarrollo de políticas de alcance global y asumieron una posición de liderazgo. Las políticas municipales poco a poco se han ido convirtiendo, por méritos propios, en la vanguardia de la sostenibilidad, consiguiendo avances muy significativos en cuestiones como el transporte y la movilidad, la calidad del aire o, más recientemente, la alimentación sostenible. Las políticas que persiguen una alimentación sana, de proximidad, bajos insumos, ambientalmente responsable y socialmente justa se están convirtiendo en una de las principales líneas de avance en las estrategias integrales para la lucha contra el cambio climático, las dietas insaludables, la mejora de la salud, la protección de la calidad del agua la fertilidad del suelo o los paisajes culturales. En este sentido, y especialmente a partir de la firma del Tratado de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas (2015), las ciudades se han convertido en actores de primera línea, trabajando desde la perspectiva de un nuevo modelo de alimentación para sus ciudadanos. Los casos de ciudades que apoyan la recuperación y conservación del suelo agrario, la agricultura ecológica, los mercados locales, los circuitos cortos, el pastoreo, etc. son cada vez más abundantes y más conocidos. La creación de una red de ámbito estatal de ciudades con políticas de enfoque agroecológico supone un fuerte apoyo para estas políticas, respaldado por las numerosas ciudades que poco a poco se van adhiriendo a esta Red, como parte de una hoja de ruta que culminará en septiembre en la ciudad de Valencia con la constitución formal de esta red.

El origen de esta iniciativa surge de la firma del Pacto de Milán sobre Políticas Alimentarias Urbanas, en 2015. Este pacto, del que son signatarias en este momento 17 ciudades españolas, es pionero en el desarrollo de políticas alimentarias urbanas y constituye la base de gran parte del trabajo desarrollado por las ciudades en diferentes líneas de trabajo, desde la agricultura y el acceso a la tierra hasta la logística y la distribución de productos locales. El campo de acción es tan amplio y las propuestas de las ciudades tan variadas y ambiciosas que en muchos casos resulta difícil para los ayuntamientos que se inician en este recorrido encontrar apoyo técnico, experiencias de éxito y una mínima dirección a seguir, a pesar de que ya son muy numerosas las ciudades que han puesto en marcha políticas alimentarias en este sentido.

Este impulso, así como la necesidad de establecer líneas de intercambio y comunicación constituyen parte de los cimientos del proceso de creación de una Red de Ciudades, de ámbito estatal y capaz de facilitar y promover la cooperación entre ciudades, el intercambio de conocimientos, experiencias y recursos, y la difusión de las políticas alimentarias de enfoque sostenible. Los primeros pasos reuniones para su constitución de dieron en Zaragoza, en el marco de unas Jornadas europeas celebradas en diciembre de 2016 y desde entonces las ciudades han trabajado duro para seguir avanzando en esta plataforma. La Red pretende estar definitivamente constituida antes de fin de 2017, por lo que esta primera oleada de adhesiones de ciudades pioneras, es un acontecimiento de especial relevancia.

A pesar de que el trabajo realizado hasta ahora ha sido desarrollado por cada una de las ciudades de forma individual, el trabajo de coordinación de la red ya ha dado sus primeros frutos con la puesta en marcha de tres grupos de trabajo temáticos, para desarrollar algunos de los aspectos clave de estas políticas. En estos grupos el personal técnico de las ciudades, junto con organizaciones sociales y académicas locales, debaten sobre estrategias y herramientas, a partir de ejemplos funcionales de buenas prácticas, para apoyar la implementación de este tipo de políticas. Los tres grupos de trabajo se centran respectivamente en las temáticas de gobernanza alimentaria y participación; acompañamiento a nuevas iniciativas agroecológicas y acceso a la tierra; y apoyo y promoción de mercados locales. En paralelo continúan las labores de implantación de la Red, redactando y debatiendo sus estatutos y programando su asamblea constituyente.

La Red de Ciudades por la Agroecología hará su puesta de largo en las jornadas “Sociedad Civil, Alimentación y Ciudades Sostenibles” que se celebrarán en València (15-16 de septiembre) en el marco de la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible. A su vez, la cumbre mundial de alcaldes de ciudades firmantes del Pacto de Milán, a celebrar en octubre también en València, será otro hito importante en la conformación de dicha Red. La información sobre estos acontecimientos puede seguirse tanto en la web de la Red de Ciudades, como en la de Valencia Capital de la Alimentación Sostenible.

Las ciudades en adheridas formalmente a la Red de Ciudades por la Agroecología, hasta este momento han sido las siguientes:

 

 

Pensando entre todxs la alimentación sostenible de Madrid

El pasado 18 de mayo se reunieron representantes de FAO España, Veterinarios Sin Fronteras-Justicia Alimentaria Global, Manos Unidas, Carta contra el Hambre, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y otras organizaciones sociales, cooperativas, AMPAs, centros de formación, federaciones de productores, asociaciones de comerciantes, personal técnico, investigadoras, vocales vecinales, colectivos ciudadanos, ONGs y particulares para hacer aportaciones a la elaboración de la Estrategia Alimentaria de Madrid. Se trata de un proceso que se está desarrollando entre abril y septiembre para cumplir uno de los objetivos recogidos en el Pacto de Milán, firmado por el Ayuntamiento de Madrid en octubre de 2015.

El taller del 18 de mayo se centró en tres líneas estratégicas del marco de acción del Pacto:

  • dietas y nutrición, con dos subgrupos de trabajo:
    • educación y sensibilización
    • salud y nutrición
  • equidad y economía social, con tres subgrupos:
    • acceso a la alimentación saludable para la población vulnerable
    • comedores institucionales
    • economía social y solidaria en el sector alimentación
  • reducción del desperdicio alimentario.

Los debates y las reflexiones que se produjeron entre los más de cincuenta participantes dejaron claro que evolucionar hacia un modelo alimentario más saludable, justo, inclusivo y resiliente pasa por cambios de patrones de consumo y de dietas en los colegios, en los mercados, en los centros de atención primaria, en comedores sociales, en los hogares…

Para lograr esos cambios, subrayaron, es fundamental el concurso de las Administraciones públicas a través de políticas públicas dirigidas a impulsar la educación alimentaria, dar a conocer alternativas y facilitar el acceso a alimentos sanos, saludables y producidos en condiciones justas.

Al finalizar el taller quedaron perfiladas algunas ideas y propuestas, entre las cuáles:

  • incorporar la figura de dietista-nutricionista en los servicios de salud primaria
  • incluir programas sobre alimentación en los currículums escolares
  • hacer campañas sobre alimentación, consumo responsable y desperdicio para todos los públicos
  • apoyar redes de comercialización de productos agroecológicos dentro del marco de la economía social y solidaria
  • prestar especial atención a los mercados municipales
  • hacer efectivo el derecho a la alimentación cuestionando el actual sistema de ayuda alimentaria

Lxs participantxs recordaron que la alimentación es un sector clave para abordar la raíz de problemas como la obesidad y el sobrepeso, que afectan al 37% de la población infantil de Madrid, según el ‘Estudio sobre el estado nutricional y los hábitos alimentarios en niños de 3 a 12 años de centros escolares públicos del municipio de Madrid’, o la insolvencia y pobreza alimentaria de los más de 450.000 hogares de la región en riesgo de pobreza, según la ‘Encuesta de Condiciones de Vida 2016’, del INE.

El miércoles 24 tuvo lugar el segundo de los talleres, en el que se abordaron la producción, distribución y el consumo a través de distintos grupos de trabajo:

  • almacenamiento, transporte y distribución;
  • transformación y procesado;
  • producción, venta y consumo;
  • compostaje y reducción de residuos;
  • formación, asistencia y financiación.

Además de los talleres hay un cuestionario disponible para colectivos y entidades relacionadas con la alimentación. Se trata de una vía complementaria para recabar información, iniciativas y sugerencias dirigida a la gente que no puede participar en los talleres presenciales.

Más información en esta web.

El Ayuntamiento de El Prat se une formalmente a nuestra Red

El Ayuntamiento de El Prat ha aprobado oficialmente adherirse a la Red de Ciudades por la Agroecología, una iniciativa que tiene como objetivo facilitar el intercambio de experiencias y apoyar el trabajo que se está llevando a cabo en las ciudades que optan por la promoción y la implantación de sistemas sostenibles de producción, comercialización y consumo local de alimentos. El Ayuntamiento de El Prat, que es miembro del grupo impulsor de este proyecto, aprobó el texto fundacional de esta Red en la Junta de Gobierno Local del pasado 26 de junio.

Parque Agrario.

 

Desde hace tiempo, el Ayuntamiento del Prat trabaja contando con el campesinado local y las entidades sociales para conseguir fortalecer y reforzar todos los aspectos que aseguren y mejoren la actividad agrícola y agraria del municipio, con políticas de protección y promoción de la espacio agrícola, y la comercialización del producto fresco y de proximidad manteniendo una estrecha colaboración con el Consorcio del Parque Agrario del Baix Llobregat .

Se considera útil para el desarrollo de esta política la participación de redes, estructuras y dinámicas para compartir experiencias y buenas prácticas con otras ciudades comprometidas con la generación de modelos agroalimentarios sostenibles, equitativos, resilientes, diversos y seguros. Es por ello que se ha considerado muy positiva la creación y adhesión a este proyecto basado en el intercambio de ideas y experiencias entre municipios, y crear alianzas con todos los actores del sistema alimentario en cada territorio y entre territorios de todo el España, desarrollando herramientas para la gobernanza alimentaria desde la sociedad civil. 

 

Más información sobre el trabajo que desarrollan en El Prat de Llobregat tanto el Ayuntamiento como diferentes organizaciones en los siguientes enlaces:

 

En septiembre tenemos una cita en València

Y la cita serán las Jornadas ‘Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles‘, que se celebran el 14 y el 16 de septiembre de 2017 en el Palacio de la Exposición, en la calle Galicia, 1. Desde el Comisariado de la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible-València 2017 (Ayuntamiento de València), el Ayuntamiento de Zaragoza y la Red de Ciudades por la Agroecología tenemos el placer de invitaros a estas jornadas. La intención del evento es fortalecer los procesos y herramientas de gobernanza alimentaria para la sostenibilidad, desde el papel protagonista de la sociedad civil junto con el resto de actores del sistema alimentario en los territorios.

En esta línea, el evento persigue los siguientes objetivos específicos: 

  1. Dar un impulso a la Red de Ciudades por la Agroecología, en línea con la aplicación del Pacto de Milán sobre Políticas alimentarias Urbanas en el Estado español.
  2. Fortalecer y crear alianzas entre los distintos actores implicados en la promoción de sistemas alimentarios locales en cada territorio y entre los territorios.
  3. Desarrollar herramientas para la gobernanza alimentaria desde la sociedad civil.
  4. Establecer puentes de diálogo hacia Cumbre mundial de alcaldes de ciudades firmantes del Pacto de Milán, a celebrar en octubre en València.

Para ello, el programa combina momentos de reuniones de trabajo de Redes y organizaciones sociales, talleres colectivos de reflexión sobre gobernanza alimentaria y ponencias y microponencias sobre proyectos prácticos:

Encuentro de la Red de Ciudades por la Agroecología (reunión de trabajo para delegaciones oficiales de ciudades)

  • Jueves 14 de septiembre – 16 h: Reunión de la Red de Ciudades.
  • Viernes 15 de septiembre _ 9:30 h: Grupos de trabajo de la Red de Ciudades por la Agroecología (solo para las delegaciones de ciudades)

Jornadas sobre ‘Sociedad civil, alimentación y ciudades sostenibles’

Estas Jornadas ofrecen un espacio a la sociedad civil para poder dialogar, debatir, encontrarse y aprender de diferentes experiencias en torno a la gobernanza alimentaria urbana. Celebradas en el marco de la Capitalidad Mundial de la Alimentación Sostenible – València 2017, tienen como objetivo fortalecer los procesos y herramientas de gobernanza alimentaria entre los diferentes actores del sistema alimentario, especialmente en los territorios implicados en la Red de Ciudades por la Agroecología.

Con este encuentro pretendemos:

  • Fortalecer y crear alianzas entre los distintos actores implicados en la promoción de sistemas alimentarios locales en cada territorio y entre los territorios.
  • Desarrollar herramientas para la gobernanza alimentaria desde la sociedad civil.
  • Conocer diferentes experiencias y aprendizajes sobre sistemas alimentarios locales y agroecológicos en el marco del Pacto de Políticas Urbanas Alimentarias de Milán.

Con lo concluido en estas Jornadas estableceremos puentes de diálogo hacia la Cumbre Mundial de alcaldes de ciudades firmantes del Pacto de Milán, que se celebrará en un mes en València.

En este enlace puedes descargarte el programa definitivo en pdf.

 

 

Pincha aquí para acceder al formulario de inscripción general en el encuentro

Pincha aquí para acceder al formulario para delegaciones de ciudades de la Red de Ciudades por la Agroecología

¿Qué tipo de iniciativas vamos a compartir?

Experiencias y aprendizajes sobre sistemas alimentarios locales y agroecológicos en el marco del Pacto de Políticas Urbanas Alimentarias de Milán. Queremos conformar paneles de buenas prácticas sobre gobernanza, acceso la tierra y territorio, políticas locales, distribución y dinamización del sector agrario.

 ¿Cómo podéis presentar vuestra iniciativa durante las Jornadas?

 Podéis enviarnos un póster que será expuesto y que podrás comentar con las personas interesadas.

Si queréis también podéis realizar una microponencia en la que se debatirá brevemente sobre vuestra iniciativa.

 3 sencillos pasos para presentar vuestra experiencia:

  • Comunicadnos que estás interesad@ en participar: mándanos un correo a cimerasocialvlc2017@gmail.com indicando el nombre de la organización, el título de la iniciativa y un resumen de 10 líneas antes del 28 de julio. Indicadnos si estáis interesad@s en presentar microponencia.
  • Confeccionad el póster completo incluyendo la siguiente información (además del nombre de la entidad y el título de la iniciativa): territorio de implementación | contexto en el que surge la iniciativa | objetivos de la iniciativa | grupos sociales participantes o destinatarios | resultados obtenidos | dificultades encontradas | elementos facilitadores | claves para mantener la iniciativa en el tiempo. Os ofrecemos varias opciones de maquetación e impresión*
  • Preparad la microponencia, que no podrá exceder de 3 páginas con espaciado sencillo y carácter de 12 ptos y enviádnosla antes del 8 de septiembre.

 * Opciones para la maquetación e impresión del póster

  1. Nosotros lo maquetamos y lo imprimimos: nos mandáis la información y las fotos el equipo de organización nos encargamos del resto. En ese caso nos tenéis que enviar la información antes del 1 de septiembre
  2. Os pasamos una plantilla base que os oriente sobre la maquetación y nos enviáis el poster maquetado antes del 8 de septiembre para que podamos imprimirlo
  3. Lo maquetáis como os guste y nos enviáis el poster maquetado antes del 8 de septiembre indicando si quereis que lo imprimamos o si lo traéis impreso.

Los posters se expondrán impresos en tamaño A0

Más información sobre las Jornadas de viernes y sábado: cimerasocialvlc2017@gmail.com

Más información sobre el Encuentro de la Red de Ciudades: net@agroecocities.eu

Jornadas sobre ‘Acceso a la tierra’ en Bruselas

La red Access to Land organiza en junio un evento de tres días que combina dos días de aprendizaje para compartir y enriquecer la experiencia sobre el terreno y una conferencia pública para extraer enseñanzas y comprometerse con otras partes interesadas.

  • 19-20 de junio – Jornadas de aprendizaje _ en el Centro de Formación Chant d’Oiseau, Avenue des Franciscains 3A, Bruselas
  • 21 de junio (9:00-13: 00) – Conferencia pública en L42, Rue de la Loi 42, Bruselas

«Los europeos necesitan que los agricultores produzcan buena comida, alimenten a nuestras comunidades, fomenten el desarrollo rural y cuiden bien nuestro medio ambiente. Pero la creciente evidencia demuestra que el acceso a la tierra es un obstáculo importante para los agricultores en Europa, así como el principal obstáculo para entrar en la agricultura.

Mientras tanto, innovaciones sociales están surgiendo en toda Europa para apoyar a los agricultores en la obtención de tierras para entrar en la agricultura o para consolidar sus negocios agrícolas. En los últimos años, las organizaciones que se unieron en la red ‘Access to Land’  han elaborado buenas prácticas y han explorado cuestiones fundamentales relacionadas con el acceso a la tierra. Estas cuestiones incluyen cómo generar acceso a la tierra para nuevos agricultores/as, el papel de las autoridades locales y los instrumentos legales disponibles para la tenencia de la tierra y la administración.

Durante dos días, del 19 al 20 de junio, profesionales de toda Europa se reunirán para compartir experiencias y análisis sobre cuestiones y soluciones prácticas para mejorar el acceso a la tierra para agricultores agroecológicos.

Además, el 21 de junio, una conferencia pública se centrará en extraer lecciones y discutir las opciones existentes con otras organizaciones de la sociedad civil, expertos y responsables políticos ».

Se puede acceder al programa aquí: www.accesstoland.eu/-Conference-

Y registrarse aquí, antes del 22 de mayo de 2017: www.accesstoland.eu/Registration

Los miembros de ‘Access to Land’ son : AIAB Lazio, Eco Ruralis, Real Farming Trust, Regionalwert AG, Rurbans, Soil Association, Terre de liens, Terre-en-vue, Xarxa de custodia del territorio.

Zaragoza acoge la primera reunión de la Red Estatal de Ciudades por la Agroecología

El pasado 4 de mayo Zaragoza acogió la primera reunión presencial de la Red Estatal de Ciudades por la Agroecología, una iniciativa que trata de agrupar a las ciudades españolas que desarrollan políticas de alimentación sostenible o están dando los primeros pasos para ello.

El proyecto de la Red, nacida en las jornadas internacionales ‘Hacia una Red Europea de Ciudades por la Agroecología’ que se celebraron en Zaragoza el pasado mes de diciembre en el marco del proyecto LIFE Huertas Km0, ha dado sus primeros pasos en una sesión eminente práctica y a la que han asistido representantes de las ciudades de Madrid, Lleida, Valencia, El Prat de Llobregat, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Granollers y Barcelona.

Iniciada a las 10 de la mañana en el Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente (CDAMA), las sesiones han permitido debatir sobre los protocolos de adhesión a la red, la organización y estructura de funcionamiento de la misma y la definición de la participación de la Red en los actos y talleres de carácter técnico que se celebrarán en Valencia durante el próximo mes de septiembre, dentro del marco de Capital Mundial de la Alimentación 2017 que abandera actualmente.

La jornada también ha servido para avanzar en los contenidos, debates y rutas de trabajo alrededor de los grupos de trabajo constituidos hasta el momento: Participación y gobernanza, Agronomía y acceso a la tierra y Logística y distribución. Dentro de éstos, son varios los temas en los que las ciudades quieren profundizar en cuanto a conocimiento, intercambio de experiencias y apoyo mutuo, como lo relativo a los Consejos Alimentarios, el acceso a la tierra o los canales cortos de distribución, entre otros.

La Red de Ciudades por la Agroecología busca ser un espacio de encuentro, intercambio y formación para los responsables de poner en marcha políticas agroalimentarias en las urbes a las que incorporar una mirada agroecológica.

La Red, cuyo trabajo de este año está cofinanciado por la Fundación Daniel & Nina Carasso, ya tiene un calendario para formalizar las adhesiones, juntarse de nuevo en la capital valenciana en septiembre y reunirse de forma on line con una frecuencia casi mensual alrededor de los temas de trabajo establecidos.